Transformación Digital Acelerada

18-jun-20

En el proceso de transformación acelerada de las empresas, algunas han tenido que enfrentarse a un cambio complicado pero no por ello imposible.

Microsoft

Pasó de ser una empresa de tecnología a una de vanguardia, que ofrece productos visionarios. Su adaptación la logra con un trabajo colaborativo y un cambio en su cultura organizacional.  

Para lograr esta transformación hay algunos elementos importantes que se debe tomar en cuenta:

  • Migración de sistemas locales a nubes híbridas.
  • Modernización de software financiero y operativo
  • Mejorar la experiencia de los clientes
  • Crear un entorno de trabajo más dinámico y flexible.

En el Congreso anual Segurinfo que se realiza en Argentina, se presentó la necesidad de aprovechar la oportunidad de transformación y hacerlo con seguridad. Antes del confinamiento, el 82% de trabajadores en Argentina trabajaba presencialmente, el 16% ocasionalmente desde casa y menos del 3% de forma permanente hacía teletrabajo; a diferencia de EE.UU. que registra un promedio del 43% que trabajan algunas veces desde su casa.

La flexibilidad laboral es una parte de la transformación digital. No solamente es un tema cultural, también implica cuestionarnos cómo desde esta modalidad podremos atender a nuestros clientes, cómo mediremos la productividad y  cómo protegemos la confidencialidad de la información que debemos tener en los dispositivos.

Cuando hablamos de proteger o asegurar la información debemos entender que es necesario garantizar que los sistemas permanezcan seguros independientemente de su ubicación. En la apresurada adaptación varias empresas han dejado espacios que han sido aprovechados por los cibercriminales y se tienen que corregir. 

¿Cómo aprovechamos esta oportunidad? 

Muchos nos hemos preguntado cuánto tiempo durará este cambio de estilo de vida y trabajo, cuando volveremos a “la normalidad” y que otras adaptaciones tendremos que hacer. Veamos esto como una oportunidad de repensar la forma en qué nuestra empresa ha venido trabajando. 

En la época en la que nos encontramos, más allá de la pandemia, necesitamos repensar si es mejor tener un trabajo apoyado en la tecnología que volver a la dinámica anterior.  Algunas preguntas que debemos respondernos son:

  • ¿Es necesario que el personal se movilice todos los días a la oficina?
  • ¿Podemos trabajar mientras viajamos o en horarios diferentes al preestablecido?
  • ¿Qué tanto nos facilita la tecnología el mejoramiento de nuestros sistemas internos y externos?
  • ¿Qué piensan nuestros colaboradores y nuestros clientes?
  • ¿Cómo este aprendizaje nos llevará a estar más preparados en el futuro en caso de confinamiento por temas de salud, sociales o políticos?
  • Estamos listos para garantizar la seguridad de la información de la empresa cuando los colaboradores se conectan desde sus diferentes dispositivos?

Una mente visionaria y flexible, que escucha a su cliente interno y externo puede romper cualquier barrera. En GMS te asesoramos para que tu transformación digital sea segura.