Windows 7 pasa a la historia. ¿Qué hacer?

Desde el 14 de enero del 2020, Microsoft decidió no dar más soporte al sistema operativo de Windows 7, lo que significa que ya no habrá descargas automáticas, instalación de actualizaciones, correcciones ni parches para nuevas vulnerabilidades.

Que existen vulnerabilidades en Windows 7 es algo indudable y es que cualquier sistema operativo está compuesto de innumerables elementos y millones de líneas de código, por lo que controlar los errores de software es imposible a menos que se sacrifiquen comodidad y velocidad. En el caso de Windows 7, los cibercriminales serán una constante que estará al acecho en busca de sus vulnerabilidades, lo que puede provocar la infección de computadoras con malware, el robo de datos privados de usuarios y la toma del control de sistemas, entre otros riesgos. 

Aún hoy en día, muchos desarrolladores crean parches para vulnerabilidades en sistemas operativos anticuados, siempre y cuando la infección del sistema operativo termina por extenderse a nivel global y pese a que su alcance es relativamente limitado, esto no constituye un consuelo para las víctimas de malware.

 Es el momento de preguntarse ¿qué hacer con Windows 7?

En caso de que cuentes con Windows 7 instalado en tu equipo, la acción recomendada y más práctica que puedes realizar es la actualización con Windows 10. Esta versión es más confiable aún si tu equipo es originalmente un Windows 7. De esta forma protegerás tus datos a cambio del corto tiempo que emplearás en actualizarlo. 

En el caso de que por alguna razón, sea por problemas de compatibilidad del hardware o el software, no puedas realizar la actualización hacia Windows 10 deberás encargarte de aplicar medidas compensatorias a la actualización de parches de seguridad, para mantener todos tus datos a buen resguardo. Para ello, será necesario implementar una solución de seguridad que evite que los atacantes puedan explotar las vulnerabilidades que se mantendrían latentes por la falta de soporte a Windows 7.

Las soluciones de seguridad de GMS son aptas para evitar ataques a vulnerabilidades sin parche, de esta forma podrás estar seguro de que tu información estará a buen resguardo sin importar el sistema operativo que tengas hoy en uso.